Hay más de 9.000 presos en huelga de hambre en las cárceles bonaerenses

Más de 9.000 presos están en huelga de hambre en las cárceles bonaerenses. La medida comenzó el jueves y fue creciendo en las últimas horas. Los internos denuncian que están hacinados por la sobrepoblación de los penales y reclaman morigeraciones en el cumplimiento de las penas y cambios legislativos en materia penal. Este pedido coincidió con el reciente informe de la Comisión Provincial por la Memoria que advirtió que pasan «hambre» por falta de comida y que sufren malas condiciones de detención. Desde el Ministerio de Justicia de la Provincia reconocen que hubo un faltante de alimentos en noviembre, pero aseguran que la situación ya se normalizó. Y atribuyeron la medida de fuerza -que coincide con el traspaso de mando entre María Eugenia Vidal y Axel Kicillof– a un intento de condicionar «al nuevo gobierno, la justicia y los legisladores».

El inicio de la huelga de hambre se dio el jueves en la Unidad 9 de La Plata y se fue extendiendo a otras cárceles. Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informaron a Clarín que este martes la medida tenía mayor fuerza en la Unidad 21 Campana y en la Unidad 6 de Dolores. En ambas se cumple casi en su totalidad. En el resto de los penales se registra adhesión al reclamo, aunque con niveles dispares y fluctuantes de acatamiento.

«Hace varias semanas que se escuchaba el rumor de que el 5 de diciembre iba a empezar una huelga de hambre. Era algo que se venía gestando. En estos días, recibimos entre 15 y 20 petitorios con reclamos», explicó a Clarín una fuente que trabaja en el Servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *