Infancia vulnerable: padres detenidos, hijos sin derechos

Hay casi 150 niños, niñas y adolescentes con padres privados de libertad según el estudio. Los responsables de la investigación describen los puntos más alarmantes.

La experiencia de tener un familiar en la cárcel se constituye en una desventaja cuando se es niño, niña o adolescente. Cabe destacar que los niños/as que tienen mayor probabilidad de experimentar esta situación son los más pobres entre los pobres. Algunas investigaciones internacionales dan cuenta de los efectos del encarcelamiento en el empobrecimiento de las familias como consecuencia de la pérdida de fuerza de trabajo e ingresos. La situación del encarcelamiento de los padres de los niños/as u otros miembros como hermanos/as, tíos/as, abuelos/as, en la literatura sobre la cuestión, es considerada como una “desventaja social” específica que podría profundizar las brechas de desigualdad social. Otros estudios señalan que el hecho de que un adulto del hogar se encuentre encarcelado provoca una disfuncionalidad dentro del hogar que puede resultar negativa para el niño/a que allí reside. Privaciones. Los estudios del Observatorio de la Deuda Social Argentina enfocados en las infancias han construido suficiente evidencia en torno a las múltiples privaciones que padecen los niños/as y adolescentes y en particular cuando viven en condiciones de pobreza, pero también la mayor propensión de los adultos en situación de pobreza a padecer malestar psicológico, estrés, incapacidad para construir proyectos, entre otros padecimientos subjetivos. Es decir, que el cúmulo de las “desventajas sociales” es superlativo cuando adicionalmente se vive la experiencia del encarcelamiento de un miembro del hogar.

Continua…

Lee la nota completa en la Fuente:  https://www.perfil.com/noticias/elobservador/infancia-vulnerable-padres-detenidos-hijos-sin-derechos.phtml

www.perfil.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *