La recesión económica y la crisis en Argentina no dan respiro

2019 año electoral en Argentina y no asoma una buena noticia de la gestión Macri.

 

La mayor fábrica de carrocerías de colectivos de Argentina anunció este miércoles que cerrará las puertas de su planta  y despedirá a  más de 600 trabajadores.

 

Las  tasas de interés aplicadas por el Banco Central primero en las Lebac y ahora en las Leliq como una forma de enfriar la economía y contener la inflación terminó por ahogar a Metalpar. Sin crédito a tasas razonables las empresas de colectivos frenaron en seco la renovación de sus unidades y llevó la empresa a la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *