¿Qué sucede en Nicaragua?

Sorprendidos por la insurrección no-violenta de vastos sectores de la sociedad, Daniel Ortega y Rosario Murillo desataron una de las campañas represivas más despiadadas de la historia latinoamericana, ciertamente la más cruel de que se tenga memoria en Nicaragua. Bandas de sicarios operan a plena luz del día, con la bendición oficial del régimen; antiguos héroes revolucionarios y activistas de derechos humanos son encarcelados; el asedio a la Iglesia Católica es constante. Todo esto en nombre de lo que es, según Ortega y Murillo, una continuación de la revolución sandinista de los ochenta, esta vez transfigurada en “cristiana y socialista”.

Sergio Ramírez Mercado fue un participante destacado de aquella revolución, y llegó a ocupar el cargo de vicepresidente de la república en 1984-1990. Se alejó del FSLN a mediado de los noventa, tras intentar sin éxito reformar al partido, y poco después se retiró de la competencia política. Ha sido por años crítico de Ortega, y se ha posicionado claramente a favor de la protesta popular y de los reclamos de democracia que agitan Nicaragua. Ganador del Premio Cervantes en 2017, su más reciente obra es la novela Ya nadie llora por mí, en la que una vez más incursiona, por los vericuetos del género policial, en el submundo corrupto de un edificio social construido sobre —más bien, entre— los escombros de la revolución.

Entrevista completa a Sergio Ramírez aquí

  • 1
    Share